Una propuesta para mejorar la UNED

EDITADO 08-02-2017: Una razón más para abogar por los formatos y las herramientas (informáticas) libres en una universidad pública es la siguiente. No está recogida, con gran pesar por mi parte, en el texto original porque ni siquiera sabía de su existencia, pero aunque sea con retraso, he decidido tomar nota y dejar constancia. El texto está sacado tal cual de http://webs.um.es/jal/41-herramientas.xml, una web más que recomendable aunque el interesado no sepa, como yo, absolutamente nada de leyes. En su web, el profesor Joaquín Ataz López, catedrático de derecho en la Universidad de Murcia, expone sus lúcidos razonamientos a favor del software libre en las instituciones públicas. Y dice así:
«El principio de neutralidad tecnológica, recogido por el artículo 4.i de la Ley 11/2007, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos nos exige, como funcionarios docentes, no presuponer ni exigir de nuestros alumnos la utilización de ninguna aplicación informática “concreta”. No debemos, por lo tanto, repartir material docente en ficheros para cuya lectura sea preciso tener instalado algún programa concreto; y mucho menos si se trata de un programa de pago. Lo que significa que no debemos proporcionar a nuestros alumnos ficheros en formato Word, Power Point y similares.
»Este principio no exige en realidad el uso de software libre, sino el uso de estándares abiertos. Pero es claro que usando software libre, lo estaremos cumpliendo.

»La mayoría de las licencias de uso del software propietario, son peor que leoninas. El adquirente de software propietario queda absolutamente inerme: prácticamente no se le concede ningún derecho sobre el software que adquiere. De hecho ni siquiera existe en el mundo de los conceptos jurídicos una palabra que describa correctamente su posición jurídica, pues es evidente que la palabra “propietario” no sirve para describir las facultades que se conceden al comprador de software. Deberíamos más bien llamarlo licenciatario, e incluso, si se me permite un juego de palabras, dado lo poco que esas “licencias” autorizan, sería un auténtico licenciatario light, bajo en licencia.

»No es razonable que un “entendido en Derecho” acepte esas condiciones abusivas, sobre todo cuando hay una alternativa sencilla: el software libre.»

A partir de aquí, el texto original de mi propuesta:
En este curso, la UNED ha puesto en marcha una plataforma para recoger ideas de alumnos y profesores, discutir sobre ellas y crear una comunidad para mejorar la universidad. Esta plataforma se llama «Horizonte UNED 50» (lo siento, pero no podrás entrar sin un nombre de usuario válido de esta universidad).
En esta plataforma he visto, después de buscar entre los cientos de propuestas que aparecen, que apenas hay mención a los problemas, tan graves a mi juicio, que aquejan a esta universidad según sabéis si habéis leído mis últimas entradas al respecto: esta y esta. Por eso me he decidido a escribir mis propias ideas y empujar un poquito la causa del software libre. Había hecho una propuesta que abarcaba dos aspectos fundamentales, el de los textos básicos, que tanto hemoos mencionado, y el del software y los formatos libres. Ambos temas están muy relacionados, pero finalmente terminaron siendo propuestas idependientes.

Seguir leyendo

Anuncios

Cómo hacer un archivo PDF a partir de varios JPG (en gnu/linux, claro)

imEs posible que te hayas hecho con una «copia de seguridad» de un cómic completo, o que tengas varias imágenes escaneadas que quieres convertir en un libro en un solo archivo. Para esto, nada mejor que el potente ImageMagick. En este ejemplo vamos a suponer que tienes todas las imágenes que quieres combinar en la carpeta llamada comic que está dentro de tu carpeta personal.

Lo primero es instalar el programa desde los repositorios normalmente, así que en una consola de root:

aptitude install imagemagick

Una vez instalado pasamos a una consola de usuario normal sin privilegios, cambiamos al directorio correspondiente:

cd comic

y lanzamos el programa:

convert *.jpg libro.pdf

El resultado será un archivo pdf de nombre libro que contendrá todas las imágenes de la carpeta. El grupo de archivos puede ser jpg, png u otro, de modo que se podría necesitar el comando convert *.png libro.pdf, por ejemplo.

Se puede apreciar que este es otro uso del mismo programa que usamos en esta entrada, en la que vimos cómo insertar un pdf en libreoffice transformándolo antes en una imagen.

Configura Abiword a tu gusto.

Hace ya tiempo que escribí una entrada en la que alababa las bondades de Abiword. Sigo usándolo habitualmente de modo muy satisfactorio, pues me parece un procesador de textos rápido, ligero y completo. Completo para las cosas necesarias en el día a día como escribir textos sencillos, apuntes, listas, etc. Si lo que necesitas es un procesador avanzado como para maquetar un periódico, pues no, no te vale. Desde entonces lo único que he cambiado es la fuente por defecto: he pasado de VL Gothic a UME Plus P Gothic.

Sin embargo, creo que ya me hace falta recopilar los dos o tres trucos que he usado para que Abiword no me diera dolores de cabeza.

Uno de estos trucos es variar la plantilla “Normal” y encontrarme una fuente multilingüe al abrir el programa (una de las obligaciones que uno tiene cuando es un estudioso del japonés) y el texto justificado (manías mías). Resulta que hace tiempo descubrí que el problema que me impedía escribir japonés con fluidez en Abiword era que no maneja varios idiomas a la vez, cambiando la fuente cuando cambias de método de entrada igual que hace LibreOffice. Por ello debes cambiar a una fuente que sea aceptable y contenga todos los caracteres tanto en lenguajes occidentales como en japonés. Básicamente de eso trataba la entrada que escribí hace tiempo. Pero es realmente un engorro hacer eso siempre que quieres comenzar un documento. Por ello es necesario variar el comportamiento de Abiword en cuanto se abre. Hay que hacer lo siguiente:

– Abre un documento y escribe algo, formatéalo a tu gusto (en cuanto a las opciones generales, fuente, tamaño de fuente, justificado, interlineado y poco más).

– Guárdalo con la opción de Guardar como… de modo que puedas escoger destino y formato. Busca la carpeta .config/abiword/templates. Si no existe una carpeta templates dentro de abiword, créala. En ella guarda el documento como normal y escoge el formato Abiword templates (.awt). Guarda.

– Sin cerrar el archivo, borra todo el contenido sin modificar los formatos y repite la operación sobreescribiendo normal.awt. Cierra el programa y, cuando lo abras, encontrarás las opciones que escogiste ya seleccionadas por defecto.

Otra de estas manías es que Abiword guarde los textos en formato RTF por defecto. RTF fue desarrollado por Hasecorp, pero está descrito y está libre de pago de licencias. Es un formato ligero, sencillo y soportado por multitud de programas en multitud de plataformas. Digo RTF como puede ser HTML, TXT, ODT u otro cualquiera que te guste más que ABW, que no es compatible con nada que no sea este programa. Para ello hay que hacer lo siguiente en un terminal de root (sustituya nano por cualquier otro editor que tenga a mano y le guste):

nano /usr/share/abiword-2.9/system.profile

y antes de la línea

/>

hay que incluir el texto

DefaultSaveFormat=”.rtf”

si en lugar de RTF prefieres HTML, pues DefaultSaveFormat=”.html”, o TXT o lo que sea.

Guarda, cierra y listo. Fácil y sencillo.

Añadir una hoja PDF en un documento de LibreOffice Writer

Con motivo de un proyecto que tengo que presentar en el que he de incluir, además del contenido del proyecto, algún catálogo comercial que apoye con datos las afirmaciones vertidas en el texto, me he encontrado con un problema.

¿Cuál?

Tener un documento de texto en LibreOffice Writer en su formato habitual, esto es, odt, y un documento en formato PDF que necesito incrustar en el ODT manteniendo las características de este, es decir, números de página, referencias en el índice, etc. Tras intentarlo de todas las maneras posibles, he encontrado una ampliamente satisfactoria y muy sencilla.

Si no lo tienes instalado, instala Image Magick:

aptitude install imagemagick

A continuación escribe, en un terminal de usuario:

convert -density 150 archivo.pdf archivo.png

Ya tienes el mismo documento PDF en un formato de imagen que puedes insertar a través del menú habitual “Insertar – Imagen – A partir de archivo.

En el caso de que tengas un documento de varias páginas de las que necesites solo 1, ábrelo primero con un visor de PDF, imprime las páginas que necesites en un fichero aparte y convierte este a continuación. Si el archivo que vas a convertir tiene varias páginas, la imagen que conseguirás se dividirá en tantas partes como páginas haya en el PDF, en la forma archivo-0.png, archivo-1.png, etc.

Fácil y sencillo, para toda la familia.

Via http://gualb.wordpress.com