El blog de Lu

Lucía se ha ido a Japón como 留学生 a un curso intensivo de tres meses. En realidad se ha ido para matarnos de la envidia, lo del curso es una tapadera.
Sus experiencias quedarán registradas en un blog que ha iniciado al efecto (el efecto es, nuevamente, matarnos de la envidia). Es altamente recomendable si queréis que los dientes os lleguen al suelo (y moriros de la envidia).
Para leer cómo se viven tres meses en Japón aprendiendo japonés desde el inicio, no dejéis de leer el blog de Lucía. También hay un enlace permanente aquí a la derecha, en el blogroll.

ルちゃん、日本語の勉強をがんばって!

Tokio se suma al coche eléctrico

Concretamente al taxi eléctrico. El 25 de este mes de abril comenzó un programa piloto para probar 3 taxis con baterías de litio intercambiables. El objetivo es electrificar por completo el parque existente por medio de los vehículos necesarios y 300 estaciones de intercambio de baterías. Como el proceso sólo dura 2 minutos, un taxi puede estar rodando por Tokio ininterrumpidamente con cero emisiones y haciendo mucho menos ruido.

En el blog Better Place afirman que incluso los taxistas están muy emocionados con la posibilidad de probar un nuevo modelo de transporte. También esperan que la ciudad se convierta en un punto de referencia obligado para los futuros proyectos de electrificación de grandes urbes del mundo entero.

Precioso. Pero nada de esto sirve para nada si no se varía el modo de producción de la energía. Esto es, la energía eléctrica no contamina nada en el lugar de aprovechamiento, al contrario que los combustibles fósiles, pero contamina lo mismo en el lugar de producción si la producción no es limpia. Si la electricidad almacenada en las baterías y consumida en el taxi no procede de la energía eólica, maremotriz, solar, geotérmica o cualesquiera otras presentes o futuras, estamos en lo mismo. Será necesario entonces aumentar significativamente la producción de las tradicionales centrales térmicas o nucleares, haciendo que la maravillosa, limpia y silenciosa energía que mueve nuestros automóviles no consiga más que agotar aún más los recursos y manchar aún más nuestro entorno.

Pero es un comienzo. Ya había oído por ahí que Israel tiene un proyecto para sustituir el parque móvil antes del 2015. Y en Dinamarca piensan en algo parecido. Espero que iniciativas como ésta no pasen desapercibidas y nos hagamos eco por estas tierras.