Una de antigüedades

Hoy he estado revisando papeles antiguos, archivando algunos y tirando otros, por lo que he tenido que revisar y ordenar también los que ya estaban en el archivador. Hacía años que no repasaba qué había en el archivador. Una de las cosas que me ha llamado la atención es una nota que recibí, en 1985, de la revista a la que estaba suscrito por entonces en la que me avisan de que enviarían la publicación desde la editorial y no desde una empresa externa.
Lo llamativo, que es por lo que me puse a escribir esto, es lo que dice la nota en su segundo párrafo, atención (copio literalmente):
“Debido al constante incremento del número de nuestros suscriptores y al deseo de prestarles un servicio de máxima calidad hemos creado un departamenteo propio de suscripciones. Le hemos dotado de un moderno ordenador Nixdorf, con consolas y pantallas, y hemos contratado a un equipo de personas jóvenes y entusiastas que siempre estarán a su disposición […]”
Nos hemos comprado un ordenador, y además le hemos puesto una pantalla. Ay, lo que hemos andado desde entonces. Estaría bien conocer las características para comparar con lo tenemos hoy en casa, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s